La Ruta normal: Arriba de los 5.000
Segunda parte del informe sobre las rutas del Aconcagua. De Plaza de Mulas a Nido de Cóndores.
Por: Redacción Aconcagua Online

En la continuidad del acceso a la cumbre por la ruta más conocida, considerada “normal”, desde el campamento base de Plaza de Mulas (4.300 m) se toma una senda bien marcada describiendo zig-zags en una pendiente algo empinada a un estrecho paso entre bandas rocosas conocido como El Semáforo (4550 m).

Luego se alcanza otro roquerío aislado en medio de un monótono acarreo, las “piedras Conway” (4.750 m). Continúa el ascenso hasta una diagonal ascendente hacia la izquierda para luego salir en zig-zag a la izquierda del pináculo rocoso que forma el portezuelo de Plaza Canadá, a 5.050 metros. Desde Mulas el trayecto conlleva unas 3 a 4 horas.

Desde este lugar (campo 1) a Nido de Cóndores (campo 2, a 5.500 m) el desnivel de 500 metros es factible cubrirlo en 4 a 5 horas. Una diagonal ascendente desemboca en una prominente roca en medio del acarreo, llamada la piedra de 5.000. Desde aquí los zig-zags se suceden para alcanzar un punto muy referente, Cambio de Pendiente (5.300 m), lugar apto para montar campamento con la opción de establecer así sólo dos campos: Cambio de Pendiente y Berlin.

Desde aquí existen dos posibilidades: los zig-zags que suben hacia las laderas norte en dirección al Gran Acarreo, para salir luego en neta travesía a Nido; o la directa que asciende por el centro del circo formado por el Gran Acarreo con el cerro Manso, siempre que este trayecto se encuentre libre de penitentes.

Así se arriba a Nido de Cóndores, formado por llamativas rocas en forma de picachos torneados, las mismas rocas que una tarde de verano de 1897 encontraran Fitz Gerald y los suyos y tan bien les sirviera de refugio natural contra las fuertes ráfagas del Oeste.

Nido es un verdadero mirador, al Este los valles centrales Los Patos y Barreal; al Norte las impresionantes moles del Cordón de la Ramada, dominadas por el Mercedario (6.770 m); detrás del cerro Cuerno el valle Volcán, las desoladas tierras de Güssfeldt; al Oeste el Catedral, el cordón limítrofe y el valle de Chile; y al Sur el increíble espectáculo de la inmensidad: el Gran Acarreo y las cumbres Norte y Sur del Aconcagua.

Primera Parte

Tercera Parte

Cuarta Parte

Fuente: Aconcagua: La cima de América. Mauricio Fernández. Ediciones Summit

(Próxima entrega: Cumbre a la vista: De Nido de Cóndores a Berlín y Cólera)

DEBUG
Notas relacionadas:
HISTORIAS DE MONTAÑA
El Plata, el hermano menor
AOLAOLAOLAOL